Los gastos propios de entidades ciudadanas se inscriben en el Plan General de Contabilidad (PGC) adaptado a las entidades sin fines lucrativos (RD 1491/2011). El objetivo de la contabilidad es mostrar la imagen fiel de la entidad, por tanto era necesario incorporar normas de registro y valoración de ciertas operaciones habituales del Sector. Vamos a centrarnos en esta lectura en los gastos.

Ayudas monetarias de la entidad y otros gastos de gestión

El más novedoso es la cuenta 65 AYUDAS MONETARIAS DE LA ENTIDAD Y OTROS GASTOS DE GESTIÓN, destinada a recoger los gastos por ayudas monetarias y no monetarias derivadas del cumplimiento de los fines de la actividad propia de la entidad, así como otros gastos su gestión.

  1. Ayudas monetarias y 651 Ayudas no monetarias: Recoge el importe de las prestaciones concedidas directamente a personas, familias, entidades, o bien realizadas en régimen concertado a través de entidades o centros ajenos a la entidad. Por ejemplo: ayudas de cooperación internacional, subsidios, becas, manutención y alojamiento, premios, cooperación social y atención sanitaria.
  2. Compensación de gastos por prestaciones de colaboración: Agrupa los gastos producidos por el voluntariado o personas colaboradoras como consecuencia de las actividades desarrolladas en la entidad; Por ejemplo los gastos de transporte, comida y vestuario. 
  3. Reembolsos de gastos al órgano de gobierno: Reintegro de gastos, debidamente justificados, ocasionados en el ejercicio de sus funciones. Ojo! Importante tener en cuenta los límites máximos establecidos para las Fundaciones en el art. 27.2 Ley 50/2002.

658. Reintegro de subvenciones, donaciones y legados recibidos, afectos a la actividad propia de la entidad: incluye las cantidades derivadas de reintegro de subvenciones que, habiendo sido imputados a resultados, hayamos tenido que reintegrar todo o parte como consecuencia del incumplimiento por parte de la entidad de los requisitos o condiciones establecidos en la concesión de los mismos.