Depósito del Capital, elaboración de Estatutos y  firma Escritura de constitución

Las siguientes etapas podrían haberse hecho en un día si uno se planifica bien.

 Para obtener la certificación bancaria basta con ir al banco habitual y depositar el capital social mínimo exigido según la forma jurídica elegida,  en el certificado acreditaran el importe desembolsado y las personas que lo realizan.

En cuanto a los Estatutos, al final, la misma Notaría me facilitó un modelo, que fue el que elegí entre la multitud de propuestas que encontré por internet.

No obstante, conviene prestar atención al artículo referente a remuneración de los administradores, y los efectos fiscales que tenía cada una de las formas. En este blog dedicaremos varios post a este controvertido y delicado tema.

Con estos dos documentos, junto con el Certificado del Registro Mercantil, más el DNI, claro, vamos al Notario para realizar el otorgamiento de escritura pública. Por si te gustan los tecnicismos, para parecer que sabes más, el otorgamiento de escritura pública es el acto por el que los socios fundadores firman la escritura de constitución de la sociedad. La firma se realiza ante un notario que actúa como fedatario público.

Bien, todo esto se puede hacer prácticamente en un día. Para no generar agobios: tenemos dos meses desde que obtuvimos el certificado del Registro Mercantil.

Yo aproveché la visita a la Notaría, para pedir también que solicitaran en CIF provisional y realizaran la inscripción telemática en el Registro Mercantil.

Lee el paso 3

Pin It on Pinterest