Las Cuentas Anuales de una Fundación

Las Cuentas Anuales de una Fundación

Las Cuentas Anuales de una Fundación, como los de una Asociación obligada también a aplicar el Plan General de Contabilidad adaptado a las entidades sin fines lucrativos,  están compuestas por tres documentos:

  • Balance.
  • Cuenta de resultados
  • Memoria.

Tres documentos que tienen como objetivo mostrar la imagen fiel de la entidad, es decir, de su patrimonio, su situación financiera y sus resultados.

Aprobación y Registro de las Cuentas Anuales de una Fundación

Las Cuentas Anuales son aprobadas por el Patronato antes de los 6 meses tras el cierre, 30 junio, si el ejercicio contable coincide con el año natural. Una vez aprobadas, deben registrarse antes de los siguientes diez días hábiles.

Las CA deben estar firmadas en todas sus hojas por Secretaría con el visto bueno de Presidencia. Junto a estos documentos debe adjuntarse un Certificado de Aprobación, firmada por Secretaría y visto bueno de Presidencia, así como la relación y firma de todas las personas  asistentes a dicha reunión. Otros documentos que pueden acompañar a las CA:

  • Si existen inversiones financieras temporales: informe sobre el grado de cumplimiento Código de conducta de las entidades sin ánimo de lucro para la realización de inversiones temporales. Especificando, en su caso, las operaciones que se hayan desviado de dichos criterios y las razones que lo justifican.
  • Informe de auditoría. Corresponde al patronato la designación de un auditor. Existe obligación de auditar las cuentas cuando, al cierre,  cumpla dos de los tres límites siguientes:
    • Activo Total superior a 2.400.000 €.
    • Ingresos Totales (actividad propia+mercantil) superior a 2.400.000 €.
    • Plantilla media del ejercicio superior a 50 personas

El Protectorado examinará las cuentas y si aprecia errores o defectos notificará al Patronato  su subsanación. Cuando esté todo correcto depositará las Cuentas en el Registro de Fundaciones. Anualmente, el Protectorado remitirá al Mº Hacienda y AAPP una relación de las fundaciones que han cumplido, y de las que no, con la obligación de presentar las cuentas anuales.

¿Cómo solicitar el cobro anticipado de la deducción por maternidad?

¿Cómo solicitar el cobro anticipado de la deducción por maternidad?

¿Cómo solicitar el cobro anticipado de la deducción por maternidad?, los famosos 100 €. En el IRPF existe una deducción de hasta 1.200 € anuales por cada hijo/a nacido/a o adoptad@ en España. ¿Cuándo se tiene derecho a esa deducción? ¿Cómo solicitar el cobro anticipado?

Condiciones para tener derecho a la deducción por maternidad

  1. Mujeres con hij@s menores de 3 años. Salvo en caso de adopción o acogimiento, en este caso la deducción se practica, con independencia de la edad del menor, durante los 3 años siguientes a la fecha de inscripción en el Registro Civil o resolución judicial o administrativa que la declare.
  2. Realizar una actividad por cuenta propia o ajena y estar dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad, pudiendo minorar la cuota diferencial del IRPF hasta en 1.200 € anuales por cada hijo menor de 3 años.

Formas de solicitar el derecho a la deducción por maternidad.

1. Cobrando anticipadamente la deducción. Modelo 140

La solicitud del pago anticipado de la deducción por maternidad se realiza mediante la presentación del modelo 140. No es necesario adjuntar ningún documento justificativo del cumplimiento de los requisitos, eso sí, la AEAT puede requerir ciertos documentos. El abono será mensual.

Este modelo se puede presentar de tres maneras:

a. Telemáticamente a través de la Sede electrónica  de la Agencia Tributaria. Para ello es necesario tener el certificado digital o DNI electrónico. Si la solicitud o comunicación de variaciones es aceptada, la Agencia Tributaria devolverá en pantalla los datos validados con un código electrónico de 16 caracteres, además de la fecha y hora de presentación. Estos datos son como el clásico sello de entrada en registro en el papel.

b. Presentación telefónica, a través de Centro de Atención Telefónica de la Agencia Tributaria (901 200 345). Una llamada comunicando: los datos del libro de familia; NIF, cuenta bancaria, nº Seguridad Social, si trabaja, e importe de la base liquidable general de la declaración del IRPF de cada ejercicio.

c. En papel. Bien entregando el modelo 140 en el registro de cualquier Delegación o Administración de la Agencia Tributaria o por correo, dirigido a la Agencia Estatal de Administración Tributaria: Apartado Correos FD número 30.000, Delegación Provincial.

2. En el momento de la declaración de la renta

A la hora de realizar la declaración de la renta se solicitará el cobro de las mensualidades correspondientes.

Domicilio fiscal y domicilio social

Domicilio fiscal y domicilio social

Domicilio fiscal y domicilio social ¿Cuál es la diferencia? Importante tener clara la diferencia, porque es un dato que toda persona, física o jurídica, está obligada a comunicar a Hacienda mediante la presentación del modelo 036 de declaración censal.

Con carácter general, el domicilio fiscal determina la residencia fiscal y, por tanto, del sistema fiscal aplicable y el lugar a efectos de procedimientos administrativos y del control fiscal. 

Veamos más en detalle estos conceptos, atendiendo al art 48 Ley General Tributaria.

Domicilio fiscal de las personas físicas

Será el de su residencia habitual; y si desarrolla, principalmente, actividades económicas, será el lugar donde esté centralizada la gestión administrativa y la dirección de las actividades desarrolladas.

Ojo, si para desarrollan actividades económicas también deben declarar los siguientes datos adicionales de localización:

  1. Lugar donde efectivamente tenga la gestión administrativa y dirección del negocio, cuando sea distinto del domicilio fiscal, para las personas físicas empresarios y profesionales residentes.
  2. Domicilio social, si existe y es distinto del fiscal, para personas jurídicas o entidades residentes en territorio español.
  3. Referencia catastral, número de teléfono, y, en su caso, correo electrónico y dirección en Internet.

Domicilio fiscal de las personas jurídicas

 Será el de su domicilio social, siempre que en él esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios. Si no se puede establecer será aquél donde radique el mayor valor del inmovilizado.

Domicilio social de las personas jurídicas no residentes

Tendrán su domicilio fiscal en España, a efectos del cumplimiento de sus obligaciones tributarias:

  1. Si tienen establecimiento permanente, será donde radique la efectiva gestión administrativa y la dirección de sus negocios en España o, en su defecto, prevalecerá aquel en el que radique el mayor valor del inmovilizado.
  2. Cuando obtengan rentas derivadas de bienes inmuebles, en el domicilio fiscal del representante y, en su defecto, en el lugar de situación del inmueble correspondiente.
  3. En los restantes casos, en el domicilio fiscal del representante o, en su defecto, en el del responsable solidario.

Sin la entidad no tiene establecimiento permanente a la que no se le exija según la normativa de cada tributo que declare su domicilio fiscal o que actúe mediante representante en España deberá declarar su domicilio en el extranjero.

Cómo contabilizar los gastos de una subvención o un proyecto

Cómo contabilizar los gastos de una subvención o un proyecto

¿ Cómo contabilizar los gastos de una subvención o un proyecto ? De nuevo otra pregunta en el foro de solucionesong aborda una cuestión donde existe diversidad de opiniones. Sí, opiniones, porque estamos hablando de la 4ª y 5ª parte del Plan General de Contabilidad para entidades sin fines lucrativos, las cuales no son de obligada aplicación.

Contabilizar los gastos imputados a una subvención

La pregunta exactamente decía: ¿Cómo debo registrar contablemente las facturas que van a nombre de un proyecto?. Os pongo también el enlace para ver la pregunta y respuestas completas. Además, en este portal ya hemos tratado también una cuestión parecida sobre cómo desglosar el plan de cuentas.

De tres respuestas, dos recomendaban desglosar la cuenta 62, creando una específica para esa subvención.

Nuestra opinión es distinta. No recomendamos desglosar el plan de cuentas para diferenciar los gastos imputados a cada proyecto.

Contabilidad analítica vs desglose del plan de cuentas

Para identificar, y posteriormente tratar, los gastos imputados a una subvención, proyecto, actividad o centro de coste, debe existir en el programa contable un apartado para la analítica.

 

Es decir, hablar siempre de gastos por naturaleza y luego clasificarlos con unos criterios analíticos (centro de coste, financiador, etc). Un programa básico de contabilidad te ofrece la posibilidad de calificar el gasto con dos ejes (departamento/proyecto)

No obstante, si el proyecto que ejecuta la entidad conlleva una serie de gastos muy alejados de su actividad habitual. Por ejemplo, la construcción de una escuela.

En este caso, si contabilizamos los gastos que conlleva una construcción por su naturaleza nuestras cuentas de gastos se pareceran a los de una empresa constructora. Por tanto, en este tipo de supuestos, creemos mejor utilizar el grupo 65 y, aquí sí, diferenciarlos por proyectos.

Terminamos como comenzamos. Esta es nuestra opinión, estamos hablando de las partes del Plan General de Contabilidad para entidades sin fines lucrativos cuya aplicación no es obligatoria.
Unidad familiar en la declaración de la Renta IRPF

Unidad familiar en la declaración de la Renta IRPF

Unidad familiar en la declaración de la Renta IRPF, ¿qué se entiende por unidad familiar a efectos de realizar la declaración de la Renta?.

En este blog siempre nos gusta compartir las resoluciones de dudas que nos plantean nuestros clientes, es decir, aprovechamos que nos plantean una pregunta para compartir en la web nuestra respuesta.  Estos días nos ha llamado una persona para preguntarnos qué entiende Hacienda por unidad familiar

Nuestra respuesta la hemos soportado con las explicaciones que da la misma Agencia Tributaria en su web.

Unidad familiar

A efectos del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas,  IRPF, existen dos modalidades de unidad familiar:

Unidad Familiar modalidad 1: En caso de matrimonio

La integrada por los cónyuges no separados legalmente y, si los hubiere:

  1. Los hijos menores de edad, con excepción de los que, con el consentimiento de sus progenitores, vivan independientemente de estos.
  2. Los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.
Unidad Familiar modalidad 2: En caso de que no exista matrimonio o separación legal

En este caso la unidad familiar será la formada por el padre o la madre y la totalidad de l@s hij@s que convivan con uno u otra y reúnan los requisitos señalados para la modalidad uno anterior.

De la regulación legal, a efectos fiscales, de las modalidades de unidad familiar, pueden extraerse las siguientes conclusiones:

  • Cualquier otra agrupación familiar distinta de las anteriores no constituye unidad familiar a efectos del IRPF.
  • Nadie podrá formar parte de dos unidades familiares al mismo tiempo.
  • La determinación de los miembros de la unidad familiar se realizará atendiendo a la situación existente el día 31 de diciembre de cada año.

Recordamos que la mayoría de edad se alcanza a los 18 años, por tanto, si un hijo o hija cumpliera 18 años durante el año, ya no formará parte de la unidad familiar en ese período impositivo.

Modelo 111, Retenciones e ingresos a cuenta del IRPF

Modelo 111, Retenciones e ingresos a cuenta del IRPF

Modelo 111, Retenciones e ingresos a cuenta del IRPF. LLega el momento. Es la liquidación que se presenta durante los veinte primeros días naturales de los meses de abril, julio, octubre y enero, por las retenciones e ingresos a cuenta que correspondan al trimestre natural inmediato anterior. Pero, ¿quiénes están obligados a presentar esta autoliquidación?

Obligados a presentar el Modelo 111.

Están obligadas a retener e ingresar a cuenta del perceptor todas las personas y entidades que satisfagan o abonen rentas, dinerarias o en especie, sujetas a retención o a ingreso a cuenta. Es decir, la obligación de retener es del pagador de la renta pero ¿qué rentas son éstas?. Vamos a centrarnos en las más habituales:
  • Rendimientos del trabajo.
  • Rendimientos de actividades económicas (actividades profesionales, etc).
  • Premios por la participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias a que se refiere el artículo 75.2.c) del Reglamento del Impuesto. Una renta que puede darse en el Tercer Sector como medio de captación de fondos y de la que explicamos sus obligaciones fiscales en otro post.

Importe de la retención o ingreso a cuenta del IRPF. ¿Cuánto hay que retener?

El porcentaje de retención no es un capricho de quien paga. Viene establecido reglamentariamente y cada año puede variar, incluso dentro del mismo año, como hemos visto en 2014-2015-2016 El porcentaje está en función del tipo de la renta y otras variables.

Por ejemplo el de las actividades económicas. La retención, con caracter general para actividades profesionales es del 15%, y el 7% para profesionales de nuevo inicio.

La retención del IPRF en los rendimientos de trabajo. Nómina.

Alguna Entidad, ante las preguntas de su personal contratado, nos traslada preguntas tipo: ¿cuánto tengo que retener?, ¿me han dicho que les retenga más, o menos, en la nómina, ¿puedo?, ¿cuánto?.

Con caracter general, el tipo de retención para los rendimientos de trabajo, es el establecido en el Reglamento del IRPF. Cada año la web de la Agencia Tributaria publica la aplicación para realizar el cálculo de las retenciones. Aquí tenéis la de 2017.

En resumen, lo que se tiene en cuenta a la hora de calcular la retención es la situación personal y económica de la persona que recibe la renta de trabajo.Luego existen matices, también recogidos en el Reglamento. Por ejemplo: El tipo de retención no podrá ser inferior al 2 por ciento cuando se trate de contratos o relaciones de duración inferior al año.Es decir, un contrato inferior al año no puede tener menos de un 2% de retención..

Y si la retención de IRPF es cero, ¿debo presentar el Modelo 111?
Sí. Importante. Debe presentarse el modelo 111 como autoliquidación negativa cuando, a pesar de haber satisfecho rentas sometidas a retención o a
ingreso a cuenta no hubiera procedido, conforme a las normas reglamentariamente establecidas, algunas comentadas en el anterior apartado. Es decir, debemos declarar el importe de las remuneraciones con las casillas de las retenciones en blanco, por lo que esa liquidación saldrá a cero. Y es que no olvidemos que luego todo tiene que cuadrar en el resumen anual del Modelo 190!!
En este sentido un tema que a menudo suele escaparse:Las rentas exentas y las dietas y gastos de viaje exceptuados de gravamen. Es decir, una cosa es que las dietas no tengan retención de IRPF y otra cuestión es que olvidemos incluirlas en el Modelo 111 y Modelo 190.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest